miércoles, 15 de marzo de 2017

Quédate, quédate conmigo

Quédate conmigo, no te vayas
quiero sentir tu abrazo
cálido y protector, tu cara
rozando mi frente, de pena ardiendo.


Quédate aquí, te guardo un sitio
mi rincón secreto a la derecha del corazón
donde escondo mi alma
donde te guardo mi amor.


No te vayas, aún
no me dejes, no estoy preparada,
deja que prepare el vacío,
tu ausencia,
el dolor infinito.


Grabar tu verde mirada
en mis ojos miel y hacerla mía,
tus caricias en mis huellas,
tu voz en mi garganta.


Así, cuando ya no estés
miraré las estrellas y te veré,
rozaré los almendros y te sentiré,
gritaré tu nombre y te oiré.


Quédate, quédate conmigo...

lunes, 21 de marzo de 2016

jueves, 4 de febrero de 2016

Para Alicia, asesinada

Eras una pequeña flor
inocente
pura.

Eras la niña de sus ojos
de tu madre
bonita.

El té marchito
te rompió
y te arrancó de sus brazos.

Hoy te queremos
viva
en nuestros corazones
en nuestro cielo
siempre presente.

Alicia
hoy serás libre
bella
pura
la pequeña flor
en un jardín de amor.

(En memoria de Alicia, en el homenaje a las víctimas asesinadas en el 2015 por violencia machista. Gafas Moradas Beriáin)
Beriáin 29 de enero 2015.

lunes, 7 de mayo de 2012

El secreto

Harto de pensar mirándote
me colgué de tu barbilla

y así empecé mi viaje lunar
hacia mi mente divagante

bajo una estela de luces
tintineantes a nuestro paso
bajo mis pies corría el mundo
gritando al vernos
yo sonreía y le saludaba
marcho lejos a otro lugar
que aquí ya no quiero estar
algunos saltaban
y rozaban con sus dedos mis pies desnudos
entonces encogia yo los pies y reía
como un niño juguetón
mas pronto se enojaron
y sus puños alzaban amenazantes
no me importó-

Fijé mi mirada al horizonte
donde termina la noche
ese era mi destino
a ratos me acunabas
pues el viaje era largo
invitando a dormir
cerraba los ojos y me dejaba llevar
mientras entonabas aquella canción de cuna
bajito para no alterar mi sueño
y me seguía dejando llevar
donde la noche termina
donde tú más brillas.

Ese viaje recuerdo ahora
de nuevo mirando tras el cristal
y me guiñas un ojo
y sonrío
como niño juguetón
mientras otros me miran
curiosos por conocer mi secreto
nuestro secreto...

Recuerdo a un personaje que encontramos
hablaba de amores imposibles tras su nariz deforme
decía que cayó a la tierra una vez
y andaba perdido tras su amada
recuerdo sus historias como mías
ahora perdidas
entre líneas de un libro
nuestro secreto escondido
en las hojas caídas del otoño
tras los pétalos primaverales
helado en las manos de un niño que juega en la nieve
húmedo al calor de agosto
.
Está tan al descubierto que nadie lo ve

tras los ojos de la ignorancia
velados por la falta de amor. 

jueves, 1 de diciembre de 2011

Ya no

No me cuentes cuentos,
que no tengo edad.
Pero si,
cuentame una historia,
una historia real;
de ti, de mi,
de lo que pudo pasar.