martes, 4 de abril de 2017

Negación temporal

No, mil veces no,
siempre me negaré; no,
mil veces y una más.
¿Cuándo no estés, qué
 haré? No estoy preparada.
No quiero perder el compás,
el ritmo monótono,
tu melodía alegre
no oírla duele.
No, no, no, tres veces más;
me levanto a mirar
tu te vas apagando,
atrás queda tu latido
ya no estás...

No hay comentarios: