martes, 7 de junio de 2011

Pensamientos I

Nuestra vida es como la de las mariposas... Nos formamos en nuestros capullos para, al morir, volar hacia a nuestro nuevo destino.

1 comentario:

carmeloti dijo...

Me gusta la reflexión, pero no deberíamos de esperar a morir para llegar a un nuevo destino, sino hacer que cada día tenga un sentido y ese sea el destino...