lunes, 26 de julio de 2010

Olvido

Vi como se apagaban sus ojos, su mirada perdida
a un nuevo lugar, lejano, donde ya nadie podría volver a dañarle
sonreía al olvidar su pasado de golpes, insultos y vejaciones.

Sus manos soltaron la frustación que tanto la dañó, relajadas
sobre su pecho, acariciaban los nuevos latidos de esperanza
otros ojos la miraban, con amor.

El miedo que la atenazaba, escapó tras su opresor
ya no más martirio, libertad, sin rejas, bajo el cielo azul
volaba hacia el olvido.

viernes, 16 de julio de 2010