martes, 19 de octubre de 2010

El solitario

Quien no tiene corazón,
deambula por el desierto de la amargura,
solo y abandonado,
crece en su locura.

 Con la razón en el bolsillo,
de que es un incomprendido,
mira y no observa,
a la gente que le rodea,
sigue, su camino en solitario,
pensando que lo abandonan
y él es el que se aleja.

No hay comentarios: