jueves, 19 de agosto de 2010

Interiorismo

No es lo de dentro, ni tampoco lo de afuera,
no es lo perfecto ni lo imperfecto,
no hay color ni colorido;
aun no se como lo describo.

No es el calor, ni tampoco el frío,
algo tiene el tacto, el sabor, o el aroma,
es el todo, o la nada cuando no estas,
todo me llena día a día, momento a momento.

Presente en mis pensamientos, lejanía en los encuentros,
extender la mano y no tocar mientras acaricio,
haceme invisible, acostumbrarte a mi,
incluso si no estoy;
quiero tu recuerdo en mi recuerdo, mi tacto sobre tu piel,
quiero que me sientas sin tenerte, y tenerte sin que te des cuenta.

Pertenecerte, toda tuya, sin rechistar,
tenerme como el aire a tu vera,
sin estar, estando cercana a ti;
entrar y salir de tu cuerpo,
recorrerlo, burbuja inquieta.

Quiero quererte, queriendo, querer.

Quiero creer, creyendo.

Te quiero, solo para mi.

1 comentario:

carmeloti dijo...

Impresionante entrada!!!

Juegos de palabras, palabras con misterios, dualidades perfectas, perfectas inseguridades, miedo de ti, de ti solo quiero la redención.

Amar sin creer es posiblemente la única forma de morir amando